ACONTECIMIENTOS DEL STADIUM METROPOLITANO

El 29 de abril de 1956, queda marcado como un día importante en la historia del estadio metropolitano. Se disputa un encuentro amistoso entre el Atlético de Madrid y el Newcastle inglés como homenaje a Menciá, un jugador rojiblanco que jugó en dicho equipo desde el año 1944 hasta el año 1954.

Ese día, las cámaras del director de cine José María Elorrieta entran en nuestro Stadium para grabar imágenes de dicho encuentro, y así poder ambientar e ilustrar el argumento de la película El Fenómeno, con Fernando Fernán Gómez como protagonista.

El jugador Juan José Mencia Angulo, que era caballerode la Orden Civil de la Beneficiencia, nació en Sestao el 5 de marzo de 1923. Excelente defensa, comenzó a jugar en las categorías inferiores del Sestao, pasando posteriormente al Barakaldo en 1942.

En 1944, ficha por el Atlético de Madrid, desarrollando su carrera deportiva en dicho club hasta el año 1954 fecha de su retirada.

El Atlético de Madrid, decide rendir homenaje a Menciá el 29 de Abril de 1956 en un encuentro amistoso ante el Newcastle inglés, donde se alza con el triunfo el equipo colchonero por 4 goles a 1.

Mencia decidió donar toda la recaudación de dicho partido, fue donada por parte de Menciá al asilo de ancianos de Rebonza, en Sestao. Entre el final de la liga y la final de copa, fue la fecha escogida para la celebración de este encuentro.

Al un periodista encargado de cubrir la noticia, de la que a continuación dejo un extracto del encuentro, no le hizo mucha gracia que se grabasen escenas de una película. Quiere explicarnos que se trataría de un adimento o complemento al espectáculo que ya de por sí era el partido.

Lógicamente, nuestro periodista no conocía la importancia que tendrían años después estas imágenes como soporte documental de nuestro Stadium, ya que las cámaras no se centraron tan sólo en tomar imágenes del encuentro, cuyo desarrollo y resultado hoy en día pasan a un segundo plano a favor de los planos y barridos de imágenes del estadio. El paso de los años, hacen que leamos esta noticia con cariño y respeto hacia el trabajo de este periodista.

Imágenes tomada desde la misma gradona.

Por lo que respecta al encuentro en sí, podemos disfrutarlo en el siguiente enlace:

El protagonista de la película, Fernando Fernán Gómez, recoge en su libro "El tiempo amarillo", memorias de Fernando Fernán Gómez (reedición de la Editorial Capitán Swing 2015), las impresiones y recuerdos personales de aquel encuentro; unos recuerdos que son oro en paño para este estudio sobre el Metropolitano.

"Para rodar algunos planos de la escena del partido del fútbol que se rodó en dos campos de Madrid y uno de Mucia, hubo que recurrir a un partido que no fuera ni de liga ni de copa, porque habría sido poco serio. Rodamos durante un partido homenaje a Mecia. Se enfrentaba el Atlético al Newcastle, un equipo inglés o escocés, no recuerdo. Se consiguió permiso de las directivas de ambos clubes para que yo pudiera salir al principio del campo marchando con los jugadores del Atlético y vistiendo su camiseta. Poco antes de empezar el partido estaba a la puerta de los vestuarios, vestido ya de futbolista, sentado tranquilamente y fumándome un pitillo. Uno de los jugadores del Newcastle me miró espantado. Me preguntó por señas que cómo era que estaba fumando. También por señas le contesté algo así como: -Ya ves, para pasar el rato.. Alguien de los que ya sabían de lo que se trataba explicó al del Newcastle que yo era un fenómeno, un fuera de serie, y tenía permiso para todo. Cuando salimos al campo empezó a correr un rumor por las tribunas, porque los jugadores del Atlético era, mejor dicho, éramos doce. Y, efectivamente, doce éramos cuando nos colocamos ante los fotógrafos. Y uno de ellos totalmente desconocido para los aficionados al fútbol. Luego supe que algunos espectadores enterados habían explicado a sus compañeros de localidad que yo era un tal Rubio, un jugador que el Atlético acababa de comprar al Celta de Vigo. Elorrieta había dado las instrucciones necesarias a los que teníamos que intervenir en la acción: al árbitro, al delantero centro del Atlético, el interior derecha del Newcastle y yo, que estaba alineado de interior izquierda. Lo que el público del Metropolitano vio fue lo siguiente: El árbitro pitó. El delantero centro del Atlético sacó y me pasó a mí la pelota. En ese momento, cuando yo la recibí y apenas la había tocado, el interior derecha del Newcastle, como una locomotora, se vino hacia mí ferozmente. Yo le miré muerto de miedo, di media vuelta y eché a correr hacia mi portería. Inmediatamente, el árbitro volvió a pitar, yo me marché del campo, y empezó el partido de verdad. Como es natural, el público no entendió nada, aunque algunos espectadores ya me hubiesen identificado. Al día siguiente un comentarista deportivo dijo que para homenajear a Menciá no era necesario sacar al campo al cómico Fernán Gómez haciendo piruetas. El fenómeno, al estrenarse, tuvo mas éxito del que se esperaba."

LOS DETALLES DEL STADIUM:

El partido nos va a dejar muchos detalles para poder estudiar el estadio. Veamos cómo era el marcador en 1956:

Esta es una perspectiva que me he hecho yo mismo gracias a las imágenes de la película

El mítico cartel de Centenario Terry.. desde bien cerquita..

Otro cartel de propaganda, en este caso de la grada Norte..

Detalles del fondo Moncloa.. al fondo, el edificio de la facultad de educación tan característico de todas las fotografías de este fondo..

La inefable gradona..

Fondo Norte.

Esta fotografía y este ángulo, simplemente me encanta..